Principiantes: cómo mueven la torre, el alfil y la dama

Anuncios

Mejor jugada para iniciar una partida de ajedrez

Muchas veces te habrás preguntado cuál es la mejor jugada para iniciar una partida de ajedrez. En este post pretendo darte algunas pautas que puedan servirte para tomar una buena decisión.

Como sabrás, siempre son las blancas quienes empiezan moviendo. La primera jugada probablemente sea una de las más importantes en la partida. Más importante no quiere decir más crítica, puesto que aunque realices la peor jugada posible (por ejemplo, f3 o h4) aún tendrás opciones de ganar, ya que la posición está completamente igualada y no hay posibilidades de aprovechar inmediatamente el error de la primera jugada. 

No obstante, la estrategia general de la partida sí va a venir definida por esta primera jugada, y es ésta la que va a marcar si estamos ante una apertura abierta, semiabierta, cerrada o semicerrada:

  •  Las aperturas abiertas, son las que inicias con el Peón de Rey (e4), y tu oponente juega e5. Dan lugar a posiciones agudas en las que el desarrollo y la iniciativa son factores clave, puesto que las estructuras de peones que se forman suelen ser abiertas, con espacios y huecos para que las piezas encuentren su máximo potencial. Son las más empleadas por los principiantes porque son más fáciles de comprender, y te las recomiendo si tu nivel de juego es inferior a 1700 ELO.
  • Las aperturas semiabiertas. Tú juegas e4 pero tu rival hace cualquier jugada que NO es e5. Si juegas e4, por tanto, te expones a que esto suceda. ¡Pero no es ningún drama! Una de las defensas más populares para el negro contra e4 es jugar c5 que da lugar a la Defensa siciliana. Probablemente una de las más complejas en ajedrez, pero tienes que estar preparado. Si no tienes mucho tiempo para estudiar aperturas contra la Defensa Siciliana puedes jugar la variante Alapin, o el ataque Grand Prix.
  • Las aperturas cerradas. Tú juegas d4 y tu rival juega d5. Tratando de luchar por el control del centro del tablero en la primera jugada. El movimiento 1.d4 ofrece los mismos beneficios para el desarrollo y control del centro que 1.e4, pero a diferencia de las aperturas de peón de rey donde el peón e4 no está defendido después del primer movimiento, el peón de d4 está protegido por la dama blanca. Esta ligera diferencia tiene un tremendo efecto en la apertura. Dando lugar a partidas lentas y posicionales, en las que el desarrollo de las piezas (y frecuentemente la táctica) ocupa un segundo lugar. Suelen ser menos controladas por jugadores de club y su manejo es más complejo que el de las aperturas abiertas. Sólo te las recomiendo si tu nivel de juego es como mínimo intermedio.
  • Las aperturas semicerradas. Tú juegas d4 pero tu rival hace cualquier jugada que NO es d5. Antiguamente se clasificaban dentro de las aperturas cerradas, pero los hallazgos de la escuela hipermoderna a principios del siglo XX y la sistematización que hicieron estrategas soviéticos en la década de los 1950 y 1960 demostraron que son sistemas válidos y ventajosos. Estos estudios han popularizado estas aperturas hasta hacerlas merecedoras de una clasificación propia, y en la actualidad son más populares que las estrictamente cerradas. Algunas de las aperturas semicerradas más conocidas son los sistemas indios, en los que el negro lo primero que mueve es un caballo (1.d4 Cf6).

Lo normal es que los jugadores de la élite y de muy alto nivel manejen perfectamente los 4 sistemas de aperturas. Pero los jugadores de un nivel inferior a 2200 – 2300 ELO (que es un nivel realmente alto) suelen estar especializados en algún sistema y tratan de derivar el juego hacia los esquemas que mejor conocen. Esto es así, porque el ajedrez es muy complejo y amplio, y esto les ayuda a especializarse y competir con las armas que mejor conocen. 

Para que te hagas una idea de la importancia de este factor te diré que el mismo Anatoly Karpov, uno de los mejores jugadores de la historia del ajedrez y, probablemente, el mejor jugador de corte posicional, empezó a jugar 1.d4 en 1973 contra Gyula Sax, cuando había alcanzado un nivel ELO de 2660 (algo al alcance de muy pocos jugadores en el mundo) y llevaba compitiendo a un alto nivel durante 12 años. Hasta ese momento 1.d4 no se había convertido en un retertorio establecido y sólo había jugado 1. d4 de manera esporádica.

Karpov, mi jugador favorito y su famosa "mirada asesina".

Karpov, mi jugador favorito y su famosa “mirada asesina”.

Te dejo unas estadísticas de cuáles son las primeras jugadas que más se juegan. Observarás que lo más frecuente es e4, d4, Cf6 y d4, y que actualmente lo que está más de moda en la élite es jugar 1.d4. Si tu nivel de juego es de principiante te recomiendo e4, si tu nivel de juego es intermedio puedes probar con d4, y si tu nivel de juego es intermedio – alto o alto, puedes iniciarte con Cf6 o c4, que son jugadas que muchas veces transponen a sistemas cerrados con 1. d4, por esta razón te las recomiendo sólo si manejas bien los sistemas cerrados. Cualquier otra jugada inicial te la desaconsejo de entrada aunque salvaría las jugadas 1. b3 y 1. g3 que podrías incorporarlas a tu repertorio como armas sorpresa si manejas bien 1. d4 o 1. e4.

Estadisticas aperturas en ajedrez